NATIVA AMERICANA (Cosplay)

Anuncio publicitario

Y ME FUI DE QUINCEAÑERA, reportaje gráfico sobre la alegría de una quinceañera en el día de su celebración

En días pasados tuve la fortuna de ser el encargado de cubrir un hermoso evento, la bella Mafe cumplió sus quince primaveras y estuve como espectador en primera fila registrando con el lente agudo de mi cámara esos momentos tan especiales que se gozo la hermosa chica, aqui les dejo unas bellas imágenes.

DRAGÓN, Un pequeño y gran proyecto fotográfico que decidí sacar de mi gaveta y desempolvar

Durante un par de años mastique la idea de hacer algunos tiros con mi cámara y capturar con mi lente la figura de un fisicoculturista, pero no en esas poses clichés y repetidas y tantas veces sometidas a críticas mordaces , pero esa es un agua un poco gruesa para este molino que solo pretende mostrarles algo un poquito diferente, no sin antes advertirles que de ninguna manera es un tema nuevo en fotografía, sólo pretendo que sean mis imágenes con una visión más personal.-

LA PANTALLA PLATEADA O LA NOSTALGIA POR LOS VIEJOS TEATROS

Fotografia de : Jeremy chamot Rossi

Hay cosas que extrañamente siempre acuden a mi memoria como si se tratara de un disco rayado, una y otra vez, creo que solo me dejan en paz cuando las escribo o hablo sobre ellas, en ese momento siento un alivio al liberarme de ese hermoso lastre de mis recuerdos pasados, vivo imbuido en ellos , me machacan y porque no, hasta me torturan.
De niño,creo que tenia como 10 años o menos, mi padre me tomaba de la mano y me llevaba con el al cine, para el la censura era muy subjetiva, así que mi gusto por el séptimo arte estaba amarrada al buen o mal gusto de el, mi padre. Algunas veces me llevaba los sábados en la tarde, pero su día preferido eran las vespertinas los días domingos, como les conté anteriormente eso de la censura para el solo era todo aquello que tuviera XX, del resto, bueno carcajadas.! Simplemente me hacia entrar con la complicidad de algunos porteros que le conocían desde hacia mucho tiempo y había trabado amistad con ellos.Su menú incluía desde el spaguetti western hasta las cintas chinas cargadas de mucho Wuxia  y Win chung de los sesentas y setentas, eran sus preferidas, ver huesos rotos y narices sangrantes le causaba emoción.El aroma de las palomitas de maíz empacadas en bolsas de papel desprendían un aroma especial, si.! Ya lo se, escribí palomitas..! Pero son crispetas …. perdón.! Con el, mi padre, me enamore perdidamente del cine, al cumplir los 12 años de edad, me escapaba.! Reunía el dinero de la merienda y lo guardaba celosamente para los viernes y sábados, me volví atrevido y desobediente, entraba a la nocturna del extinto teatro padilla o mejor entraba a la tripleta del teatro Colonial $3,30 contra $4,50 del costo del Padilla o los $5 que costaba entrar al Rialto, entrar al teatro Cartagena era un lujo..costaba la bicoca de nueve pesos..!!! $9,oo , eso era una fortuna que solo los pudientes se podían costear, pero algunas veces cerré mis ojos y con el dolor de mi bolsillo los pague alguna vez. En 1973 entre por primera vez al teatro Cartagena, fue una nocturna a la que me invito papa , el titulo de la cinta «El triturador» con Charles Bronson y ese mismo año vería Enter the dragón con Bruce lee, podía recitar hasta los diálogos de algunas escenas y recrearlas en casa. Creo que mi niñez fue brillante y muy divertida, siempre recordare a mi padre, cómplice de mis aventuras cinefilas, fotógrafo y guitarrista de bohemia.